Noticias

Infocentros en Táchira son víctimas de la violencia de grupos terroristas

(Prensa Infocentro, 17-05-2017).- Como un hecho lamentable calificó Jesús Caicedo, coordinador de comunicación del Equipo Político del Estado Táchira de la Fundación Infocentro, los hechos vandálicos producidos por grupos violentos la noche del martes 16 de mayo, que afectaron gravemente dos espacios socio-tecnológicos en la población de Táriba, municipio Cárdenas.

Durante la jornada violenta desatada por grupos que, atendiendo el llamado de la oposición de salir del gobierno por vías no constitucionales, fue saqueado el Infocentro Carmen Lucila de Rosales (TAC-06) y el Infocentro para Personas con Discapacidad Visual Nuestra Señora de la Consolación (TAC-40), ubicados en el Edificio de Informática de la Alcaldía de Cárdenas, en la calle 13 con carrera 5 de esta población.

“Arrasaron con todo: se llevaron computadoras, destruyeron otras, rompieron instrumentos de trabajos; en la sala de braille, dañaron los implementos que utilizan los niños con discapacidad visual para el desarrollo de juegos y su formación”, añadió Caicedo.

Los actos vandálicos no solo afectaron a los centros de inclusión tecnológica en los que laboran dos facilitadores, si no también a una unidad de la Policía Nacional Bolivariana que funciona en las mismas instalaciones del edificio público local.

El coordinador señaló además que para el día jueves 18, asistirá un grupo de Infocentro a evaluar los daños en profundidad y a rescatar los pocos equipos que no fueron extraídos ilegalmente de los recintos.

Asimismo, responsabilizó al Alcalde de Cárdenas, Ricardo Hernández, por no garantizar la seguridad de los espacios que están bajo su administración, al tiempo que cuestionó enérgicamente la acción terrorista porque quienes se ven afectados realmente son los jóvenes, estudiantes y adultos mayores que no cuentan con herramientas tecnológicas para hacer sus tareas o trámites.

 

En Capacho, alertas

Por otro lado, en la población de Capacho Nuevo, ante la violencia que también se ha extendido hasta este lugar, la comunidad y facilitadores tomaron la decisión de resguardar los equipos de computación como medida de prevención de una situación similar a la de Táriba.

Las poblaciones de Táriba y sus alrededores se encuentran en algunos puntos tomados por grupos violentos que impiden el desenvolvimiento de la vida normal de la gente. Desde la Fundación Infocentro condenamos estos hechos y no dudamos en calificarlos como terrorismo que busca enrumbar al país, sin éxito, una situación de conflicto para propósitos oscuros.

Oficina de Comunicación Estratégica (OCE)